Acris crepitans: Descubriendo el Canto Único de la Rana de los Pinares

Índice de contenidos

Los animales de todo el mundo emiten sonidos asombrosos. Desde el aullido de los lobos hasta el gorjeo de las aves, e incluso el canto de algunos anfibios. Muchos de nosotros conocemos el fuerte croar de las ranas, pero algunas especies concretas, como la Acris crepitans, tienen algo especial: pueden emitir sonidos únicos, y su canto se parece más al de los pájaros que al de las ranas. Los acris crepitans son una de las especies de ranas más pequeñas.

Nativos de Estados Unidos y del norte de México, el Acris crepitans es una especie de ranas Hylidae. También conocida como Rana del Coro Chico, Rana Visón, Rana de Los Pinares o de los Pinares del Medio, esta especie es una de las ranas más pequeñas, y suele medir unos 2,5 cm de longitud.

Apariencia y Características de la Rana Acris crepitans

En cuanto a su aspecto, los Acris crepitans son bastante pequeños, y su color va del marrón claro o verde amarillento al marrón grisáceo. También tienen dos anchas rayas oscuras que se extienden a lo largo de la espalda y los costados de su cuerpo, y unos pequeños almohadones pegajosos en la punta de los dedos de los pies que les ayudan a mantenerse en superficies verticales.

Pero lo más interesante de esta especie es su canto, único y muy diferente del croar común de las ranas. Normalmente, los Acris crepitans emiten sonidos agudos y chirriantes, que suelen repetir cuatro veces antes de hacer una pausa y volver a empezar.

El peculiar sonido del Acris crepitans ha motivado su clasificación particular: la especie es ahora conocida como hílida, es decir, rana arbórea, diferente de las clásicas ranas y sapos. No es de extrañar que estos animalitos se conozcan como «las ranas cantarinas del bosque»

Hábitat de Acris crepitans

Hoy sabemos mucho más sobre el Acris crepitans gracias a los avances de la ciencia. Por ejemplo, ahora sabemos que su hábitat preferido es húmedo y cálido, sobre todo en los bosques. Allí, pueden encontrar muchos sitios para esconderse; la mayoría prefiere la vegetación espesa, sobre todo los pinos. Desgraciadamente, su población está disminuyendo rápidamente debido a la degradación de su hábitat, por lo que ahora se les considera una especie en peligro de extinción.

Por tanto, es importante proteger a la Acris crepitans y reconocer la importancia de conservar su hábitat natural. Con este fin, las organizaciones de conservación e investigación están trabajando actualmente para inscribir a estos pequeños cantantes en los programas mundiales de recuperación de especies silvestres.

Antiguedad de Acris crepitans

Es interesante señalar que el Acris crepitans está considerado una de las especies de anfibios más antiguas del mundo. De hecho, llevan en la Tierra más de 200 millones de años, desde que se produjo una crisis forestal mundial y las demás especies se extinguieron. Por tanto, estas ranas son ejemplares fósiles vivientes, testigos de su singularidad y del esfuerzo por conservar esta especie para el futuro.

Conclusión

Los Acris crepitans son innegablemente unas especies asombrosas. No sólo pueden producir hermosos sonidos, como las aves, sino que también son uno de los anfibios más antiguos del mundo. Tenemos la responsabilidad de proteger a estas pequeñas criaturas y de asegurarnos de que las generaciones venideras puedan escuchar su dulce sonido y apreciar a estos animales vertebrados.

Deja un comentario

Compartir Artículo
Esta página web utiliza cookies   
Privacidad