Dirofilaria en Perros: Síntomas, Prevención y Tratamiento | Guía Completa

Índice de contenidos

La dirofilariosis es una infección parasitaria común en los perros causada por gusanos nematodos. También se conoce como enfermedad del gusano del corazón, porque los gusanos viven en el corazón, en los grandes vasos sanguíneos de los pulmones y en algunas de las cavidades cardíacas. Aunque la infección es tratable, también es una enfermedad potencialmente mortal si no se trata, por lo que es importante conocer los síntomas y tomar medidas tanto para prevenir como para tratar la afección.

Síntomas de la dirofilariosis en los perros

Los síntomas de la dirofilariosis pueden variar de un caso a otro, pero algunos de los más comunes son:

  • Tos crónica debida a la formación de coágulos en los pulmones.
  • Pérdida de apetito y peso.
  • Respiración sibilante y entrecortada.
  • Intolerancia al ejercicio, en la que el perro no es capaz de tolerar la misma cantidad de ejercicio que antes.
  • Abdomen agrandado debido a la acumulación de líquido en el abdomen (síntoma de insuficiencia cardíaca).
  • Fatiga excesiva y letargo.

Si observa alguno de estos síntomas en su perro, es importante que lo lleve al veterinario para que le haga un examen completo. El veterinario puede ordenar análisis de sangre, radiografías y un ecocardiograma para ayudar a diagnosticar la afección.

Prevención de la dirofilariosis en los perros

La mejor forma de prevenir la dirofilariosis en los perros es administrar una medicación preventiva mensual contra el gusano del corazón. Estos medicamentos están disponibles con receta médica y pueden administrarse a la mayoría de los perros a partir de los dos meses de edad. La medicación actúa matando las larvas inmaduras de los gusanos del corazón que se transmiten por la picadura de mosquito antes de que tengan la oportunidad de convertirse en gusanos adultos. El uso regular de medicamentos preventivos del gusano del corazón es la forma más eficaz de prevenir la enfermedad.

Además de administrar la medicación mensual, también es importante tomar medidas para reducir la probabilidad de picaduras de mosquito. Esto incluye utilizar repelente de mosquitos cuando pase tiempo al aire libre, evitar las horas punta de actividad de los mosquitos y utilizar ventiladores para mantener alejados a los mosquitos. Además, es importante mantener al perro en el interior durante las horas punta de actividad de los mosquitos, como el amanecer y el anochecer.

Tratamiento de la Dirofilaria en perros

El tratamiento de la dirofilariasis en perros puede ser complicado y costoso, pero también es la única forma de curar completamente la enfermedad. Los tratamientos más comunes para la enfermedad del gusano del corazón son las inyecciones a base de arsénico y las inyecciones de ivermectina. La elección del tratamiento dependerá del tipo de dirofilariasis y de la gravedad de los síntomas.

En algunos casos más leves, el veterinario puede optar por controlar la enfermedad en lugar de administrar medicamentos. Esto se debe a que el tratamiento puede causar efectos secundarios graves, como dolor, vómitos y letargo. En los casos graves, el veterinario también puede necesitar proporcionar cuidados de apoyo adicionales, como fluidoterapia intravenosa, para ayudar al perro a recuperarse del tratamiento.

Conclusión

La dirofilariosis en perros es una infección parasitaria potencialmente mortal causada por gusanos nematodos. Los síntomas más comunes de la enfermedad son tos crónica, pérdida de apetito, respiración sibilante, dificultad para respirar, intolerancia al ejercicio y abdomen hinchado. La mejor forma de prevenir la dirofilariosis en los perros es administrarles una medicación preventiva mensual contra el gusano del corazón. Si se diagnostica la enfermedad, es probable que el veterinario le recomiende uno de estos dos tratamientos: inyecciones a base de arsénico o inyecciones de ivermectina. Es importante que hable con su veterinario sobre la mejor opción de tratamiento para su perro.

Además, se debe ser consciente de los síntomas y tomar medidas tanto para prevenir como para tratar la dirofilariasis en los perros. Con los medicamentos adecuados y los cuidados de apoyo, la mayoría de los perros pueden recuperarse por completo.

Deja un comentario

Compartir Artículo
Esta página web utiliza cookies   
Privacidad