Palomas Torcaces: Todo lo que debes saber sobre esta especie en España

Índice de contenidos

¡Las palomas torcaces, también conocidas como «palomas torcazas», tienen una historia de nombre bastante curiosa! Se rumorea que su nombre proviene de antiguas palabras nahuatl o aztecas, como ‘tzotzalalolli’ para ‘madera’ y ‘copototli’ para ‘paloma’, aunque después decidieron cambiarlo por ‘torcaz’. Son bastante comunes en España y son muy queridas por los cazadores durante sus migraciones, pero también por aquellos que disfrutan de su dulce arrullo y su presencia tranquila.

Características de la paloma torcaz

La paloma torcaz es reconocible por su constitución robusta y su plumaje grisáceo con tonos azulados en la cabeza, se distingue por su vuelo ágil y majestuoso. Su dieta omnívora, que abarca desde semillas y frutos hasta insectos, refleja su adaptabilidad a diferentes entornos. Tienen un peso que va desde los 300 hasta los 720 gramos, son un poco más grandes que tus palomas típicas, ¡pero eso solo agrega a su encanto!

Patrones migratorios de la paloma torcaz

La paloma torcaz es una especie migratoria, y realiza una de las migraciones más largas y duras del hemisferio norte de las aves. Estas aves pueden migrar hasta 15.000 kilómetros entre sus lugares de cría en Escandinavia o Rusia, y sus lugares de invernada en el Mediterráneo, la Península Ibérica, el norte de África y Gran Bretaña.

Las palomas tienen dos rutas principales: la de la costa atlántica y la centroeuropea. La primera comienza en Gran Bretaña, recorre la costa atlántica hasta llegar a Iberia, pasa por el norte de África y vuelve a su punto de partida. En cambio, la ruta centroeuropea va más o menos directa de Escandinavia, por el centro del continente, a Iberia y las zonas meridionales del Mediterráneo.

Caza de la paloma torcaz

Por desgracia, para la paloma torcaz, la Europa latina es el principal área de hábitat donde constituye la presa principal de la caza rural, y es un deporte popular en España y Portugal. En Castilla-La Mancha y Castilla y León es especialmente popular. En los últimos años se ha regulado más y sólo es legal durante la temporada de caza normal, en la mayoría de las zonas desde finales de septiembre hasta principios de octubre y desde principios de diciembre hasta principios de enero.

Debido a su gran número, aún no se considera una especie vulnerable en España, pero la presión cinegética podría tener a la larga un efecto negativo sobre la población. Por ello, organizaciones como SEO/BirdLife, se esfuerzan en proteger a la especie.

Conservación de la paloma torcaz

Además de toda la información que estas organizaciones proporcionan al público en general y la información más especializada para los profesionales de la conservación de las especies, trabajan con grupos locales para informar a la población de la importancia de esta especie en su entorno. También realizan proyectos para vigilar la abundancia de la especie, mejorar su forma de caza, y evaluar el impacto sobre la población.

Tiempo de vida de la paloma torcaz

Las palomas torcaces, tienen un tiempo de vida promedio de unos 3 a 5 años en su entorno natural. Aunque este es el rango típico, algunas pueden superar esta expectativa y vivir hasta los 10 años o más en condiciones favorables. Este tiempo de vida puede variar dependiendo de varios factores, incluyendo la disponibilidad de alimentos, la presencia de depredadores y la salud general del individuo.

Comportamiento y cría de la paloma torcaz

Las palomas torcaces son aves sedentarias que se agrupan en grandes bandadas de hasta 2.000 individuos en invierno, y vuelven a sus zonas de cría a principios de primavera. Construyen nidos en árboles, normalmente en las afueras de los bosques cerca de campos agrícolas y en matorrales mediterráneos. Normalmente, los machos y las hembras ponen una puesta de uno a tres huevos y se turnan para incubar y alimentar a las crías.

Sin embargo, su comportamiento es más llamativo durante la época de reproducción. La elección de pareja es un tesoro de rituales, con ambos sexos a menudo posados en los árboles, aleteando, arrullando y acariciándose.

Conclusión

La paloma torcaz es una especie que tiene una interesante historia en los estudios de la evolución. Su migración es una de las mayores y más impresionantes del hemisferio norte, y está sometida a la caza. Afortunadamente, las organizaciones de conservación de especies están aquí para protegerla y vigilarla. A pesar de su naturaleza solitaria y su tendencia a la quietud, su arrullo al anochecer y al amanecer ha cautivado los corazones de muchos aficionados a las aves en España.

Deja un comentario

Compartir Artículo
Esta página web utiliza cookies   
Privacidad