Ambystoma Jeffersonianum: En Honor a Jefferson la Salamandra Jeffersoniana

Índice de contenidos

La Ambystoma Jeffersonianum, también conocida como Salamandra Jeffersoniana, es una salamandra topos nativa del noreste de Estados Unidos, el sur y el centro de Ontario y el suroeste de Quebec. Descubierta en 1827 por el naturalista Jacob Green y nombrada en honor al Jefferson College en Pensilvania. Esta salamandra es una especie única, por lo tanto tiene una larga historia de honor detrás de su nombre.

Ubicación de la Salamandra Jeffersoniana

La Salamandra Jeffersoniana está ampliamente distribuida en los bosques de estas regiones, aunque podemos encontrarla en una variedad de hábitats. Esta especie se encuentra principalmente en lagos, estanques, y arroyos claros, aunque también puede ser encontrada en humedales y bosques de cenizos, terrenos con árboles caídos, pastizales, y hasta montañas rocosas. Esta salamandra es una de las más abundantes de su región.

Descripción Física de la Salamandra Jeffersoniana

La salamandra de Jefferson tiene una forma redonda, típico de las salamandras, y llega a alcanzar los 12 cm de largo. Estas salamandras tienen 12-13 surcos costales, una gran cabeza y un cuerpo que se aplana lateralmente, y una piel áspera o escamosa. Estas salamandras tienen un color variable entre gris oscuro a marrón, con muchos puntos negros pequeños. Durante la época de apareamiento, los machos desarrollan característicos «perlas» entre sus costuras costales. Los machos también desarrollan arrugas y una parte dilatada de los muros cloacales, a la que se conoce como «escroto cloacal». Estas características sexuales le da el su nombre común a la salamandra de Jefferson: «escroto tordo».

Estilo de Vida y Comportamiento Social

La salamandra Jefferson se reproduce en lagos y charcas, donde los machos y hembras se aparean. Los machos luego depositan los espermas en la hembra, y la fecundación se realiza internamente. Después de la reproducción, los huevos se depositan en el agua y eclosionan sucesivamente hasta completar una «camada» de aproximadamente 500 huevos. Los huevos eclosionan y se transforman en larvas, que se desarrollan durante 4-6 semanas. Después de la metamorfosis, las salamandras de Jefferson tienen un cuerpo adulto y se desplazan a tierra y pasan la mayor parte de su tiempo bajo el suelo. Estas salamandras son criaturas nocturnas, saliendo de madrugada para buscar alimento. Estas salamandras comen en su mayoría insectos como las hormigas, moscas, y arañas.

Importancia Económica para los Humanos

Las salamandras de Jefferson son una especie importante para varias industrias. Estas salamandras son cada vez más populares como mascotas, especialmente los recién nacidos. Estas salamandras también son cazadas por algunos como alimento o para venderlos como carne. Estas salamandras son una parte importante de la variedad de vida local, ayudando a controlar los insectos y sirviendo de presas a los depredadores. Estas salamandras también proporcionan un importante recurso para la investigación científica, lo que ayuda a entender mejor la evolución de los vertebrados.

Conservación

Aunque la salamandra Jeffersoniana no está en peligro inmediato, el hábitat de estas salamandras está disminuyendo a un ritmo alarmante. Esto se debe principalmente a la tala de los bosques originales y el cambio climático. La eliminación de los espermatofitos anfibios también ha afectado a esta especie. Como tal, es importante que se tomen pasos para preservar el hábitat de esta salamandra y proteger a esta salamandra de la sobrepesca y los cambios ambientales.

Conclusión

La salamandra de Jefferson es una rara salamandra nativa del noreste de Estados Unidos, el sur y el centro de Ontario y el suroeste de Quebec. Esta salamandra fue nombrada en honor del Jefferson College en Pensilvania, y es algo para celebrar. Esta salamandra es una importante parte de la vida silvestre local, ayudando a mantener el equilibrio ecológico, proporcionando alimento a los depredadores y sirviendo como un importante recurso para la investigación científica. Es importante que los ecosistemas y el hábitat de la salamandra de Jefferson se protejan y preserven para garantizar que esta salamandra siga siendo parte de la vida silvestre local por largos años.

Deja un comentario

Compartir Artículo
Esta página web utiliza cookies   
Privacidad